La razón es muy sencilla: el acero inoxidable posee muchas propiedades positivas que el sector industrial ha sabido utilizar desde compañías eléctricas hasta empresas de alimentos y bebidas. 

Pero, ¿cuáles son algunas de estas características? A continuación te enlistas las principales y que están estrechamente relacionadas con la fabricación de gabinetes eléctricos como los utilizados por la CFE.

 El acero inoxidable mantiene sus propiedades físicas ante cualquier condición física; es decir, no se deforma por altas o bajas temperaturas.

  • El acero es un material no magnético aunque esto puede cambiar en bajas temperaturas.
  • El acero inoxidable tiene 11% de cromo, un material brillante y de buena estética.
  • Encontramos este material en muchos grados y formulaciones, desde grado 300 hasta grado 400.
  • El acero inoxidable es muy resistente a la corrosión.

 

Aunque el acero inoxidable tiene muchas propiedades, éstas, como lo ha demostrado la naturaleza, no son para siempre y pueden cambiar. Es importante saber que la corrosión del acero inoxidable se da de una manera muy lenta, pero sí se da.

Existen ambientes que dañan al acero de manera más rápida, como son ambientes de bajo oxígeno, altos niveles de sal y otras condiciones como estar en minas (o bajo tierra).

Es importante conocer estos detales a la hora de color un gabinete eléctrico en determinado punto ya que, de no saber lo anterior, puede volverse costoso su cambio o hasta peligrosa su colocación.

Fuente: risoul.com.mx